Controlado un fuego en Colobredo (Allande) y extinguido otro en Alles (Peñamellera Alta).

Los Bomberos del SEPA y las brigadas de refuerzo de Tineo y Ruente, en Cantabria, acudieron en la tarde de ayer a dos incendios que crearon cierta alarma, uno en el Occidente, en el concejo de Allande, y el otro en el Oriente, en Peñamellera Alta. El primero quedó estabilizado a la caída de la noche y el segundo, situado en una zona escarpada de Alles, completamente extinguido.

El riesgo de incendio era ayer extremo en once concejos asturianos, situados sobre todo en la Cordillera. Hoy serán trece los municipios con peligro de incendio muy elevado. La situación cambiará mañana, martes, con la generalización de las lluvias en toda la región y el regreso de la nieve en cotas bajas.

 

El fuego de Allande, en la localidad de Colobredo, se detectó en torno a las cinco y media de la tarde. A la zona acudieron Bomberos del SEPA con base Grandas de Salime, con un helicóptero de extinción. La extensión de las llamas obligó a pedir la intervención de la brigada de refuerzo de Tineo, que también se sirvió de un helicóptero. En torno a las ocho de la tarde, el incendio estaba estabilizado, según fuentes del 112 Asturias.

El otro fuego se registró también por la tarde en Alles (Peñamellera Alta), uno de los concejos en los que el riesgo de incendio era extremo ayer. Se desplazaron Bomberos del SEPA con base en Cangas de Onís, que requirieron la intervención de la brigada de refuerzo de Ruente (Cantabria). La zona era especialmente difícil para la actuación de los servicios de extinción, debido a la pronunciada pendiente del área afectada por las llamas y a su estado pedregoso. No obstante, los equipos lograron extinguir el incendio en torno a las siete de la tarde.

En los últimos días, las llamas afectaron sobre todo a los concejos de Tineo y Villayón. El que afecta a El Tejedal (Tineo) seguía humeando anoche. El riesgo de incendio se mantendrá hoy lunes, 1 de abril, extremo y muy alto en los concejos de montaña y el Suroccidente. En el resto de la región, el riesgo es alto, pero mañana vuelven las lluvias.

Referencias

La Nueva España.