Las protestas por la falta de pediatras en la comarca se extenderán a Arriondas en febrero

Las protestas por la falta de pediatras en el oriente de Asturias se trasladarán el próximo 14 de febrero hasta el hospital de Arriondas. Ese día, a las 10.00 horas, se concentrarán frente al centro hospitalario los padres de los concejos de Llanes, Peñamellera Alta y Baja, Cabrales y Ribadedeva que piden una mejor atención pediátrica para sus hijos. La profesional con plaza en el centro de salud Llanes desde octubre, encargada de desplazarse a Cabrales y las Peñamelleras, se ha trasladado mediante una bolsa de empleo al Hospital de Cabueñes. A día de hoy, un solo especialista atiende a 1.600 niños en el concejo.

A la concentración, además de los padres, acudirán diferentes colectivos vecinales y políticos, y los representantes de la Plataforma de Asociaciones en Defensa del Hospital de Arriondas.

Hasta la fecha, los padres venían concentrándose todos los miércoles en los consultorios de Llanes, Carreña y Panes para reclamar una solución. La reunión que el pasado miércoles mantuvieron en Oviedo con el consejero de Sanidad, Francisco del Busto, no ha calmado sus ansias reivindicativas para exigir una mejor atención sanitaria para los menores de estos municipios. Del Busto prometió a una representación de padres y a los regidores de Cabrales y Peñamellera Alta y Baja que, en un plazo de entre dos y tres semanas, un profesional volvería a atender a los pequeños en Carreña y Panes durante dos horas a la semana, tal y como ocurría antes de que la pediatra con base en Llanes dejase la plaza vacante.

"Estamos igual que estábamos antes de reunirnos con el Consejero", aseguró la representante de los padres de la comarca afectados por esta problemática, Begoña Díaz. "Ayer (por el lunes) llamé a la Consejería para ver si nos habían asignado al cupo pediátrico. Quedaron en hacerlo el pasado miércoles, pero no sabemos nada", dijo. En la tarde de ayer desconocían si un pediatra se desplazará en la jornada de hoy hasta a Panes y Carreña a pasar consulta. La pasada semana lo hizo la pediatra de Ribadesella, teniendo que desatender para ello a sus pacientes habituales.

"A corto plazo no somos optimistas. La semana pasada trasladamos al Consejero que la solución era sacar una tercera plaza de apoyo para esta zona, pero nos dijo que nos olvidáramos. Colunga, que tiene las mismas cartillas pediátricas que los concejos de Peñamellera Alta y Baja y Cabrales (300), tiene plaza propia", añadió Díaz. La representante de los padres agrega que la mayoría de los niños de estos concejos son menores de cinco años de edad, un período de muchas revisiones y vacunas

Referencias

La Nueva España