La Academia de la Llingua sitúa Bimenes como ejemplo de consenso para la oficialidad

«Soi de Bimenes y soilo por decisión propia, esti conceyu representa dende hay venti años lo meyor del ser d'Asturies: sentimientu de pertenencia a la tierra, valoración de la cultura que nos xunta, dinamismu social y proyeición de futuru dende una perspeutiva solidaria y non escluyente». Xosé Antón González Riaño, presidente de la Academia de la Llingua Asturiana, no ahorró ayer elogios durante la lectura del pregón de la Fiesta de la Oficialidá de Bimenes, una celebración que cumplió su vigésimo segunda edición.

González Riaño recordó que estuvo presente cuando el 5 de julio de 1997 la corporación declaró la oficialidad en el municipio. «Bimenes yera, y ye, un conceyu cola llingua viva, cotidiana, normal... Ye un conceyu abiertu, progresista ya integrador», señaló. Asimismo, durante su discurso aseguró que «Bimenes marca'l camín» y añadió que «queremos ser ciudadanos con plenos derechos culturales como los que prevé la Constitución y como los que se punxeron en xuegu en tolos otros pueblos d'España con llingua propia».

En cuanto al momento actual que vive el asturiano, González Riaño aseguró que «la oficialidá ta ehí» e incidió en que «vamos llograla democráticamente xugando col máximu consensu».

Por su parte, el alcalde de Bimenes, Aitor García, apeló a la libertad para defender el uso de la llingua y criticó «a quienes se enfoten en baltiános normes y ordenances que soberanamente aprueba el conceyu de Bimenes».

En la Fiesta de la Oficialidá participaron alcaldes y concejales de todos los municipios de la Comarca de la Sidra, San Martín del Rey Aurelio, Sobrescobio, Caso, Laviana, Peñamellera Alta, Noreña, Siero y Miranda do Douro. También estuvieron presentes Adrián Barbón y Gimena Llamedo, en representación de la FSA y los diputados regionales Ovidio Zapico, de Izquierda Unida y Enrique López, de Podemos.

Referencias

El Comercio