Un manjar procedente de las altas montañas

Hablar de Asturias es hablar de su gastronomía. Porque para entender esta región es necesario conocer qué y cómo se come en el Principado. Y si hay un producto característico es, como no, elqueso Cabrales. Elaborado en los concejos de Cabrales y Peñamellera Alta, esta variedad de queso azul se encuentraamparado por la Denominación de Origen Protegida desde 1981. Su intenso sabor hace de él un queso delicioso pero no apto para todos los paladares. 

Tal vez sea su elaboración y posterior maduración lo que haga de este queso un auténtico manjar. El queso Cabrales se produce artesanalmente por los propios ganaderos, con leche cruda de vaca, o mezcla de dos o tres tipos: vaca, leche o cabra. Los animales que producen la leche utilizada se alimentan exclusivamente de pastos de montaña. Tras su elaboración, el queso pasa a madurar en cuevas naturales durante dos y cuatro meses. En estas cuevas, la humedad relativa es del 90% y la temperatura oscila entre 8ºy 12º C. Pasado el tiempo de maduración, el queso es envuelto en papel de aluminio de color verde. ¿Por qué este color? Antiguamente se envolvía en hojas de plágano, dado que era un método muy económico. Pero dejó de hacerse debido a que no reunía unas condiciones sanitarias aceptables. Además, favorecía el fraude de envolver cualquier queso azul en hojas y aprovecharse de su prestigio. 

Referencias

La voz de Asturias